kUKKA

Thai, cuyo significado es libre, es una colección inspirada en el extinto Reino de Siam, corazón de Asia. Territorios de color, de contrastes, de esencias las cuales han inspirado esta colección para ofrecernos un carrusel de sensaciones. En comunión con el concepto budista Zen proporciona un equilibrio emocional a unas joyas que transmiten serenidad y espiritualidad a través de su fantasía de colores y de contrates. Los tonos rojizos, celestes y blancos de sus circonitas junto con los dorados y una textura propia proporcionan un equilibrio de sensaciones que nos hará retroceder al esplendor de aquel lugar.